Adopciones sin fronteras

Se cuentan historias lúgubres a propósito de las adopciones en el extranjero, se publican en las redes sociales fotos espeluznantes de furgonetas cargadas de perros y gatos con destino incierto, se comenta que no tiene sentido mandar perros de España a países donde seguramente también hay abandono y maltrato, por lo cual debe de haber algo sucio, intereses venales detrás de estos viajes.

Pues, yo no soy nadie para decir que todo esto no sea verdad, para afirmar o desmentir la verdad de circunstancias que no conozco, pero sí puedo hablar sin posibilidad de que alguien me desmienta de las adopciones al extranjero que en Arca tramitamos desde hace años y cuyos detalles conocemos en primera persona, de cuya validez y fiabilidad podemos dar fe y pruebas.

Siempre es peligroso y engañoso creer que existen el mal y el bien absolutos, yo creo más bien que solo existen buenas y malas actuaciones, personas responsables y otras que no los son, voluntarios que velan por la salud y el bienestar de los animales que rescatan y otros que se aprovechan de la falta de controles para llevar a cabo operaciones criminales.

Si queremos lograr buenas adopciones da igual que sea a Bilbao o a Milán, lo importante es que podamos contar con colaboradores fiables y que sigamos un protocolo estricto en el control de las familias adoptantes antes y después de la adopción.

Lamentablemente en este país todavía se admite el sacrificio de los animales que entran en los centros de recogidas; lamentablemente ninguna autoridad pública se interesa de verdad para que estos centros sean estructuras donde la calidad de vida de los animales sea una prioridad; lamentablemente no se hace nada para reducir el abandono penándolo e imponiendo la instalación del chip.

Y si en otros países de nuestro entorno una mayor sensibilidad hacia el respeto y el bienestar animal y la preocupación por la realidad tremenda que vivimos en España pueden ayudarnos a salvar vidas yo creo que no tenemos que dudarlo ¡ni un segundo!

Al ser italiana me encargo de las adopciones de Arca a Italia, en el norte del país para ser exactos, ya que también allí existe una considerable diferencia entre norte y sur…la última vez que fui allí, hace unos meses, me quedé gratamente sorprendida al ver que ya los perros podían entrar a todos los sitios, bares, restaurantes, centros comerciales, medios de transporte público. En las perreras no existe fecha de sacrificio y esto ha obligado a adoptar unos estándares de calidad mayor ya que los animales no entran para morirse en diez días.

Y no hablemos de Alemania, donde el abandono es un fenómeno muy residual, y los propietarios de mascotas se sienten mucho más responsabilizados hacia su tenencia de animales domésticos por unas leyes más estrictas y de obligado cumplimiento.

En fin, todo esto para decir que no debemos tener miedo a que nuestros animales viajen fuera del país. Solo hay que pedir que quién los hace viajar actúe con responsabilidad y honradamente, al igual que se les debe pedir si cerrara una adopción a dos kilómetros de la ciudad de origen del animal.

Nuestro objetivo debe ser que la realidad de este país cambie, que ya no sean necesarios estos viajes de la esperanza, y por esto luchamos cada día. Pero mientras, nuestro principal objetivo debe ser asegurar un futuro a nuestros animales abandonados y maltratados y si las adopciones al extranjero nos pueden brindar esta oportunidad, y podemos trabajar con garantías, no hay porque tenerle miedo. El miedo solo es una reacción irracional ¡que nos hace perder oportunidades!

Rosetta

Aquí dejamos fotos de Saturno (galgo) e Isla (tipo bodeguero). Dos de nuestros perros adoptados en Italia.

 

10341728_802320973111761_5177306744451172575_n
10170945_793689370641588_4564117235645901689_n 10443993_814963128514212_3032295383216618973_n 10341685_798655066811685_8619355586095579039_n 10394515_812966625380529_8344085609412569079_n 10320558_803476449662880_3442107644752002852_n 10255833_797281306949061_4718168151854519767_n

2 comentarios
  1. Susana
    Susana Dice:

    ¡¡Siempre fantástica Rosetta!!
    Como ejemplo podemos nombrar a Cristal; aquí en España tenía pocas posibilidades de encontrar una familia por el echo de ser podenca y aunque parezca mentira ser negra. Ahora es feliz en Italia gracias a las adopciones sin fronteras.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *