Dalia y volver a nacer

Soy Dalia y a mis 3 meses he vuelto a nacer.
La gente siempre dice que las segundas partes nunca fueron buenas o mejores que las primeras, pero yo os voy a demostrar que no es así.
La primera parte de mi corta vida me causó mucho dolor, vagando sola por carreteras, buscando alimento, que pocas veces encontré, sola sin saber donde ir, asustada…aquella  mañana de finales de agosto parecía que aquello iba a tener su fin, mi fin…

Andaba por las calles como cada día buscando comida y de repente sentí el mayor dolor que jamás sentí, no podía moverme, mis patas traseras no respondían después de que aquellas cuatro ruedas pasarán sobre mi cuerpo, ya no podía más, no me quedaban fuerzas para luchar, además ¿merecía la pena?

Así me arrastré hasta el primer lugar que encontré para poder descansar y esperar mi final, e irónicamente resultó ser lo que los humanos llaman “cementerio”…
Pero al rato apareció un rayo de esperanza, un ángel, una persona que con sus manos y su voz llena de amor hizo que mi corazón diera un vuelco, sentí de nuevo ganas de vivir y luchar. ¡Llegó mi segunda oportunidad, mi segunda parte, quiero vivir!

Tuve la gran suerte de que el destino pusiera en mi camino a una de las voluntarias de Arca Sevilla, la cual no dudo en recogerme en sus brazos y darme las primeras atenciones. Estaba hambrienta, sedienta, muy cansada, dolorida…
Al día siguiente  me llevaron al veterinario para que vieran mi estado y realizarán las pruebas oportunas. Tenia una infección en la piel, un poco de desnutrición y lo peor una fractura de cadera y desplazamiento del hueso sacro, por eso mis patitas traseras no respondían.

Esta lesión me produce dolor, no puedo moverme como cachorra que soy, no puedo jugar, porque lo empeoraría. Parecía que con reposo y reduciendo al mínimo mi movilidad soldaría sola la rotura….pero no ha sido así, necesito con urgencia una intervención quirúrgica para reparar en daño que sufrí en el atropello y poder volver a andar.
Mis ángeles ayudan a muchos como yo y son muchos gastos, operaciones, pruebas, por eso pido vuestra ayuda para poder ser operada.
Tengo muchas ganas de recuperarme, de poder correr y jugar con otros amigos, de vivir como cualquier otro cachorro.

¡Por favor, ayudad a ARCA Sevilla a ayudarme que quiero vivir feliz mi segunda parte!

Todos podemos ser parte de la segunda oportunidad de Dalia 
 
Donativos y aportaciones a:
CCC 0049-1861-11-2210235578
(Banco Santander)

Concepto: “Operación para Dalia”

IMG_20140911_170750 WP_20140902_011 WP_20140902_008 IMG-20140911-WA0013 Dalia2 IMG-20140911-WA0014

 

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *