VERLOS CRECER HACE QUE VALGA LA PENA

Darko un pequeñín que lleva con nosotros en su casa de acogida unas dos semanas…desechado por alguna persona sin corazón aún con el cordón umbilical…nos esta dando la oportunidad de verlo crecer,  gracias al trabajo de su casa de acogida está vivo y creciendo, cada dos horas tiene que darle su bibi, ver como en cada foto desde que llegó crece, que el riesgo de que no salga adelante va disminuyendo y que pronto nos dirá “hola amigos!” cuando sus ojos terminen de abrir…. el milagro de la vida!

Darko ahora tiene un futuro, tendrá un hogar que le encontraremos entre todos cuando deje de lactar…..gracias casas de acogida!