Nuestra preciosa Sansa, con la expresión en su mirada de la “tierra y el cielo”, con la nobleza más pura está muy malita.

Llevamos desde febrero con nuestra grandullona de ingresos, medicaciones, subidas y bajadas…buscando recursos económicos y donaciones para ella, pero la situación se nos está complicando mucho y no podemos sostener solos su caso, es por ello que os pedimos ayuda, la pedimos por y para ella, buscamos madrinas o padrinos que nos ayuden a cubrir sus gastos, donen alimentos o su medicación.

Desde febrero ha tenido que ser ingresada en tres ocasiones durante varios días, analíticas quincenales, mensuales, medicación cada 15 días (130 euros), pienso específico para sus riñones (60 euros) y últimamente no quiere pienso, sólo comida casera (unos 20 euros semanales en carne, verduras, etc…), no le vamos a privar de ese “capricho” porque necesitamos que coma….

Sansa está terminal, sus riñones no funcionan de forma “compatible” con la vida según los libros y teoría veterinaria, pero ella remonta en cada crisis (con unos días de ingreso y su fortaleza), sabemos que el reloj va en contra, pero mientras ella no sufra ni tenga dolor (cuestión que hemos hecho mucho incapié en saber del veterinario) queremos seguir junto a ella. Quizás podamos tenerla unas semanas, unos meses….lo que se nos permita siempre teniendo en cuenta que no sufra… y en ese tiempo que podamos tenerla queremos darle todas las atenciones que necesite.
Ella lo merece, lo que no merece es que no lo hagamos, después de la vida tan dura que tuvo hasta llegar a nosotros.

Buscamos ángeles en forma de madrinas y padrinos para Sansa, que nos ayuden a darle lo que necesita el tiempo que el destino nos deje.

Queremos agradecer especialmente a Carla, su casa de acogida el cuidado y el amor que le dedica a Sansa, y darle la oportunidad de estar en un hogar durante estos meses aún sabiendo que no iba a ser fácil ni lo será.

Si quieres amadrinar o apadrinar con la aportación que puedas a Sansa escríbenos a arcasevilla@gmail.com