Operación salida

Llega el verano, el calor, la playa, las vacaciones… ¡Comienza la operación salida!

La salida de su hogar de Lucky, Noa, Golfo, Kira, Nala y así un largo etcétera en la lista de nombres de las miles de mascotas que serán abandonadas este verano.

Nombres que formarán parte de las 300.000 mascotas que son abandonas anualmente en nuestro país, que en su mayoría se producen en verano.

Llegan esos días… en los que por ejemplo vas camino de disfrutar de unos días de playa y de repente se te “corta el cuerpo” porque te encuentras con un perro en el arcén de la carretera. Un perro que hasta hace poco formaba parte de un hogar, integrado en una familia, que llego a su casa por un capricho, por una ilusión, sin sentido de la responsabilidad, cual objeto que se antoja y cuando ya no lo quieren o estorba se deshacen de él…

Ahí está…abandonado, sucio, casi deshidratado por el calor, la falta comida y agua, lleno de miedo, aterrado sin saber que ha ocurrido, qué fue aquello tan horrible que hizo para que su familia lo montará en el coche como cualquier otro día para dar un paseo, sin saber que ese último paseo lo haría él solo, sin destino…Sus almohadillas ya no responden, sus fuerzas acabadas y su esperanza de que vuelvan a por él desvanecidas. Con un poco de suerte no estará dolorido a causa de un atropello o sin aliento de vida en su cuerpo.

Esta situación se repetirá a lo largo de estos meses, los encontrarás en diferentes sitios, en distintas condiciones, en mejor o peor estado, pero todos con la misma historia.

A aquellos que dicen ir a disfrutar de unas vacaciones en familia, se olvidan de que ellos, sus mascotas, también son parte de la familia… son los que te reciben con la alegría de tu llegada a casa durante el resto del año, los que en algún momento del día te hacen sonreír, los que lamieron tus lágrimas cuando algo no iba bien, los que esperan impacientes en la puerta de la ducha… ¿lo recuerdas?

Ellos también pueden disfrutar de las vacaciones hay muchas alternativas: alquileres de viviendas, hoteles donde se permiten animales, campings, hay páginas webs especializadas en ofrecer estos servicios de búsqueda. O bien hay otras alternativas como dejar a tu mascota en una residencia canina, con un familiar o conocido, incluso hay servicios de canguro, consistente en que personas con experiencia en animales se ofrecen a cuidar de nuestras mascotas mientras disfrutamos de unos días de descanso.

Si en su día tomaste la decisión de traer un nuevo miembro peludo al hogar, con las responsabilidades que esto conlleva, lo disfrutas los 11 meses restantes del año en que no tienes vacaciones… ¿Por qué no disfrutar también con tu mascota en las vacaciones? ¿Por qué ser tan egoísta y poco responsable dejándolo a su suerte? Piénsalo… tu mascota no lo haría, ellos no te dejarían nunca.

 

Nura Salti, voluntaria de Arca

1 comentario
  1. Krhistel
    Krhistel Dice:

    Cuanto tenemos que aprender de otros paises. Por desgracia hay gente sin sentido, el que es capaz de abandonar, no se quiere ni así mismo.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *