Django se llevo semanas y semanas malviviendo por las calles de un pueblo de Sevilla, su estado cada vez era peor, se hacía más visible las secuelas de la vida de abandono. Los vecinos del pueblo ya hablaban de envenenarlo, llamar a la perrera y quitarlo de en medio, pero por suerte su caso llego a nosotros y pudimos brindarle una oportunidad.

Django es un gran perro en todos los sentidos, tranquilo, cariñoso, juega cuando le das juego….pero su mala suerte no acabo cuando llego a nosotros…Django es positivo en leismania, que aunque repetimos que no es una enfermedad grave ni contagiosa, ya es una lacra que disminuirá sus opciones de encontrar un hogar.

Información básica
  • Sexo: macho
  • Edad: enero 2015
  • Tamaño: grande