Drako busca un milagro. Es un perro abuelo ya, acostumbrado a vivir en una casa. Ahora su dueño por motivos personales tiene que irse a trabajar al extranjero y no puede llevárselo. El tiempo se le acaba y Drako no tiene nada. Le quedan los mejores años de su vejez, no merece acabar en una jaula de ningún refugio o perrera. Fue operado de displasia cuando era joven, ahora cojea a veces pero está bien de salud. Es un perro cariñoso, tranquilo y bueno. No tiene problema con otros perros. Drako necesita urgentemente un milagro de navidad, acogida o adopción.

Información básica
  • Sexo: macho
  • Edad: 2007
  • Tamaño: mediano (pastor alemán)