Una colaboradora de Arca se encontró esta cachorra pocos días después de Día de Reyes… Tenía las uñas pintadas y todo apunta a que fue un regalo de reyes que, tal cual juguete, se tiró cuando dejó de gustar. Menos mal que llegó a nuestras manos y ya está en una casa de acogida donde puede crecer y aprender y alegrar a toda la familia con su cara de muñeca y su rabito rizado. Le encanta jugar con los niños y su mami de acogida dice de ella que es “muy buena, muy juguetona pero también obediente para lo chica que es; tiene un carácter estupendo”.

Información básica
  • Sexo: hembra
  • Edad: noviembre 2017
  • Tamaño: mediana