Estos dos pequeños fueron lanzados por encima de la vaya a la residencia donde tenemos parte de nuestros animales. Por suerte el propietario se dió cuenta de que estaban alli antes de que lo cogiesen los perros. Estaban empapados por la lluvia. Los secaron, dieron calor y alimentaron. Ellos no se lo podían quedar, así que llegaron a nosotros.

Son dos pequeñines muy juguetones. Y que a pesar de haber pasado esto en su corta vida son muy agradecidos. Están aprendiendo a usar el rascador y usan el arenero.
Son negativos a Inmunodeficiencia y leucemia felina.
Rubio (Pippin) y atigrado (Merry)
Información básica
  • Sexo: machos
  • Edad: abril 2018