Pipo fue rescatado de la perrera de Sevilla. Sus características físicas hacían presagiar que sus opciones eran nulas de salir de allí. Un perro adulto, grande y negro… rasgos en un perro que no suelen ser lo que más interesen a los adoptantes.

Pipo es un perro muy activo, tiene mucha energía, de hecho es algo que le está haciendo estragos en su salud en la residencia. El hecho de vivir en una jaula, salir diez minutos a los patios dos veces al día, le esta haciendo consumirse físicamente, y a nosotros nos esta “matando” verlo así.

Pipo necesita con urgencia salir de la residencia, ya sea en acogida temporal o adopción. Ideal para deportistas que le den la actividad física que necesita o una familia con espacio, jardín…

Pipo te necesita!

Información básica
  • Sexo: macho
  • Edad: enero 2016
  • Tamaño: grande