Sansa fue rescatada de la perrera, mientras hacia la cuarentena en una casa de acogida, una noche nos sorprendió a todos trayendo al mundo a unos preciosos cachorros. Sus niños fueron adoptados y ahora ella espera su hogar en la residencia.
Es una perra llena de dulzura, nobleza, ternura, que mendiga cariño a todos los voluntarios. Estamos seguros de que la familia que le dé un hogar, no solo se llevará una compañera fiel, sino que se llevará al “amor de su vida”.
*Positiva en leishmania.
Información básica
  • Sexo: hembra
  • Edad: agosto 2014
  • Tamaño: grande