Esta gata apareció en unos bloques de piso, se iba detrás de todo el mundo pidiendo un poco de protección. Un día de tormenta una de nuestras acogidas no pudo dejarla desprotegida y la subió a su casa. Por fortuna se lleva bien con los perros de la familia y es muy cariñosa, buena y limpia. Por más que se ha publicitado, puesto carteles y anunciado en facebook por si era extraviada, nadie la ha reclamado y no nos queda más remedio que aceptar que ha sido un abandono, de lo que a todas luces es una gata casera. Ahora busca familia. Es una gatita diez.

Información básica
  • Sexo: hembra
  • Edad: aprox. septiembre 2017