Zeta es una pequeña atigrada, hembrita, de casi dos meses. Está desparasitada, come solita paté y pienso esponjado en agua y hace sus necesidades en el arenero. Es algo tímida todavía pero muy juguetona y cariñosa. Vivía con su madre y sus hermanos en la calle. Uno de sus hermanos murió atropellado delante de ellos, otro escapó asustado en ese momento y los otros dos han conseguido familia. Así que es la única gatita que queda. Curiosamente es la más sociable, juguetona y cariñosa. Muy expresiva de carita y absolutamente adorable. Le encanta jugar con plumitas y con las pelotas de su rascador… y esta muy limpita y suave porque es muy coqueta y aseada. Zeta busca familia.

Información básica
  • Sexo: hembra
  • Edad: aprox. julio 2018