Hoy os invito a reflexionar sobre este tema.

Hace unos cuatro meses tuve un bebe. Todo el mundo intenta meterte miedo con la toxoplasmosis en el embarazo. Algunas personas incluso se deshacen de sus gatos por este tema. Infórmate bien antes de tomar una decisión. Una vez sabes que precauciones debes tener, no tiene porque pasar nada.

Después te siguen intentando meter miedo con que los gatos se pondrán celosos, que le atacaran… y no lo hacen porque te odien, si no por puro desconocimiento.

Os cuento mi experiencia: Mis dos gatos han estado conmigo durante todo mi embarazo. Ellos me han cuidado siempre y más aún cuando estaba embarazada. Ellos fueron los primeros en enterarse de que tendrían una nueva hermanita, incluso antes, mucho antes que yo.

La noche en que me puse de parto, mi gato Suemi (adoptado de arca) estuvo todo el día pegado a mi y no quería que lo tocase nadie. Mientras preparaba las cosas para ir al hospital él estaba a menos de una cuarta detrás de mi. Sabía sin duda lo que me pasaba.

Después de estar unos días fuera de casa al estar ingresada, mis dos gatos me esperaban impacientes. Cuando llegue los saludé como siempre pero sabían que algo había “raro”. Entonces les enseñé a su nueva hermanita. Desde ese día en cuanto la oyen llorar van a ver que le pasa. Duermen todas y cada una de las noches con ella (hacen turnos para dormir conmigo y con ella). Ella los observa desde que era muy pequeña, al principio los seguía con la mirada, pero ya hasta gira la cabeza para ver donde van.

Mi perro se vuelve loco cada vez que la ve. No para de mirarla esté donde esté. Le trae todos sus juguetes abajo de donde esté. Incluso un día le estaba meciendo para dormirla y le estaba dando unos golpecitos en el culo que a ella le relajan y se duerme antes. Pues mi perro cuando vio eso empezó a ladrarme para que no “le pegase”. La defiende con “uñas y dientes”.

Y ahora contesto a mis preguntas iniciales, son totalmente compatibles. No separes a tu bebé ni a tus hijos de tus (y sus) mascotas. Juntos aprenderán muchas cosas y se cuidaran unos a otros. Está demostrado que los niños que viven con mascotas son mas responsables, mas felices y se ponen menos veces enfermos.

Disfruta de su atención durante el embarazo y de su cariño, recuerda que ellos darían la vida por vosotros. ¡NO LO ABANDONES!

Mª Carmen. Voluntaria de Arca Sevilla.