Cinthia es otra de las perras que vivian hacinadas en una casa víctima de un “síndrome de Noe”, fue una de las últimas en ser rescatada y aun le cuesta relacionarse con las personas, tiene mucho miedo y aun intenta evitar el contacto. A pesar de su miedo no hace ningún mal gesto ni nunca ha intentado morder o gruñir, solo huir. Necesita paciencia y tiempo, pero se ve que está deseando dejarse querer. Esperamos que pronto podamos cambiar su texto por otro mucho más feliz para ella, mientras busca una oportunidad concienciada con su problema, que le de espacio y tiempo y trabaje sus miedos. A cambio no habrá perra más fiel que ella, eso es seguro.

Información básica
  • Sexo: hembra
  • Edad: Aprox. mayo/junio 2018
  • Tamaño: pequeño