Este es un caso muy especial, a Manu y sus hermanitos los tuvo su madre en un jardín, pero al tiempo la madre se llevó a todos dejando a este gatito atrás. Parecía enfermo de los ojos, posiblemente herpesvirus. La persona que lo recogió lo llevó al veterinario y lo trató, y aunque se ha recuperado totalmente parece que es prácticamente ciego. Hace una vida normal, teniendo en cuenta sus limitaciones, salta, corre, juega y sobre todo siempre tiene ganas de caricias y de mimos. Usa el arenero sin ningún problema. Necesita una familia que lo adopte.

Información básica
  • Sexo: macho
  • Edad: abril 2021