Este gatito ha aparecido abandonado en el domicilio de un particular. Se acercó hasta ellos maullando, sin duda el hambre podía más que el miedo a los desconocidos.  Le proporcionaron agua y alimento y allí se quedó en los portales. Es un gato muy cariñoso que se deja coger y ronronea cuando se le acaricia. Se llama Rubio. Lamentablemente no se pueden hacer cargo de él por los largos viajes que realizan y  porque un hijo padece de alergia a la caspa y pelo del gato que le provoca crisis de asma. Se le están buscándo un hogar donde un amante de los animales lo cuide. Seguro que disfrutará de su compañía.

Información básica
  • Sexo: macho
  • Edad: joven