Temple vivía en la calle, un gato sociable y cariñoso qeu se iba detrás de todo el mundo. Un día apareció atropellado y fue necesaria la ayuda de los bomberos para poder cogerlo ya que del dolor y el atropello estaba algo desconfiado. Ya lleva algunos meses en una casa de acogida, pero aunque es supercariñoso con las personas, y se lleva bien con perros, es algo territorial y no se lleva bien con los otros gatos de la familia, por lo que debe vivir separado en una habitación. Temple sería perfecto para un hogar con perros y como gato único. Está ya castrado, testado (doble negativo) y vacunado. No tiene ninguna secuela de su atropello. Es un gato muy bueno, cariñoso, tranquilo y muy glotón.

Información básica
  • Sexo: macho
  • Edad: aprox. 2016-2017