Adoptar a un animal adulto

¿Qué es lo que ha significado para ti adoptar un animal adulto?
Hace unas horas me propusieron crear un texto respondiendo a esta pregunta. Hace unas horas que no dejan de venir ideas a mi mente. Muchas ideas y muy difíciles de materializar. Hace tan solo tres semanas que adopté a Marilyn y aún así me ha aportado tanto que es indescriptible. Hace un mes, a mis veinticinco años, comencé a independizarme. Nunca he tenido una mascota y siempre lo he deseado. Así que tenía muy claro que nada más que me independizara una de mis prioridades sería esa. De igual manera tenía muy claro que sería adoptante y que cogería un gato que fuera de los que menos opciones tuviera de ser adoptado. El que fuera más o menos bonito, de un color u otro, me era indiferente, tenía clara mi prioridad. Por ello decidí un gato adulto negro o carey. Así que me puse manos a la obra y comencé mi viaje hacia la búsqueda de mi pequeña.
Recuerdo el primer día que hablé con Arca. Cada momento lo viví con mucha intensidad. Gracias, por supuesto al cariño de mi voluntaria. Fue un viaje muy emocionante. Uno de los días que más se han quedado grabados en mi fue el día que vi por primera vez a mi peluda. Quedé con mi voluntaria, a eso de las cinco de la tarde. En el coche mil dudas, mil preguntas, que con mucha paciencia y esmero fueron respondidas. Tenía muchos interrogantes sobre los hábitos felinos, tanto a nivel de conducta como de cuidados. Poco a poco fueron disipándose. Tenía muchos interrogantes y, sobra todo, mucha ilusión.
Llegó el momento de entrar en la protectora. Una experiencia que marcó un antes y un después en mí. No salí siendo la misma que entré. Es una vivencia que recomiendo inmensamente tener. Nada más entrar una perra anciana, sin orejas ni rabo, debido a la inhumanidad humana, me dio la bienvenida numerosas veces. Continué mi camino. Había multitud de perros con voluntarias dedicadas a ellos, dándole cariño sin parar. Pero, aún así, ellos necesitaban más. Un hogar. Tras cada animal que me encontré había una historia detrás que no se sabe si querer escuchar o no. Increíbles.
Seguimos andando hasta llegar a las gateras. Allí estaba, en la primera, mi pequeña. Nada mas verme se acercó a oler mi mano. Se rozó varias veces. Me ganó. Totalmente. No era la más guapa pero para mí es la mejor. Ahí ya no había marcha atrás, ella estaba destinada a mí y yo a ella. Dos días después ya estaría en mi coche camino a casa. Ese día fue el más especial. No lo olvidaré.
Llegamos a la protectora y después al veterinario. La vi allí, en la camilla, con esa carita de no saber qué estaba pasando, de repente transportín, coche, ahora dos pinchazos, desparasitación, un espacio totalmente nuevo… Se portó tan bien… La pincharon sin problema, En el transportín aguantó mucho tiempo perfectamente.
A las tres horas o así llegamos a casa. En casa, nada más llegar, comenzó a hacer pipí en su arenera, a comer y a darme cariños. Los miedos de adoptar un gato adulto parecía que se iban disipando. Estaba muy tranquila. Parecía que decía un, “no te preocupes por los pinchazos, estoy aquí muy agusto, muchas gracias”. Y lo estaba y lo estoy. Cada día nos adaptamos mejor la una a la otra. Y, es que, me lo pone muy fácil. Es lo que tiene adoptar un gato adulto, que sabe lo que es estar sin cariño y se encarga de agradecértelo a cada momento.
Nada más que entro por la puerta, tenga un día bueno o menos bueno, tengo una fiesta montada por llegar. Maullidos, cariños. Una bienvenida que hace sonreír a cualquiera haya tenido el día que haya tenido. Lo que ella no sabe, es que la que verdaderamente está agradecida en esta historia soy yo. Gracias por darme tanto pequeña peluda.

Entrada escrita por María Jesús, adoptante de nuestra Misty, ahora Marilyn la afortunada 🙂

 

unnamed unnamed (1)

8 comentarios
  1. Rocío
    Rocío Dice:

    Preciosa historia, ojalá más personas se animen a adoptar a un gato adulto, son los que más lo necesitan… Gracias por contar tu experiencia.

    Responder
    • María Jesús
      María Jesús Dice:

      Muchas gracias Rocío. Me alegra que te guste la historia. Y, sí, ojalá se anime mas gente porque es una experiencia preciosa. Para nada difícil ni costosa. Ha ido todo genial. Lo recomiendo muy mucho 🙂 Un saludo

      Responder
  2. Elena
    Elena Dice:

    hola, soy Elena la dueña de Chicho. Necesito ayuda porque Chicho no aprende a dar la patita ni sentarse osea nada, por mas que lo intento no sirve¿¿qué hago??me desespero

    Responder
    • celia
      celia Dice:

      la verdad es que nunca he tenido perro, pero si le he enseñado ordenes a algunos, itentalo con comida, escondel en tu bolsillo, que el lo huela pero que no lo vea, asi lo motivaras , sino con videos de youtube se aprende mucho para saber como enseñarle cosas, espero que te resulte facil, adios

      Responder
  3. celia
    celia Dice:

    hola, me ha encantado tu redaccion, yo soy una amante de los animales, mas de los perros, soy la loca de los perros, tengo una duda, veras, bueno, en realidad dos, tines, es un cachorro de arca, y me gustaria conocerlo, porque quiero saber como es, me ha interesado bastante , pero soy menor de edad, y por desgracia, hasta que no apruebe todo en verano, mi madre no me dejara tener un perro, que es i sueño de toda la vida, no se si eres voluntaria, si lo eres, o si conoces alguno de confianza, le podrias preguntar si un menor puede serlo? esque me gustaria ayudar y quiero ser voluntaria, antes de tener un perro, para concienciarme mas aun, no son un juguete, tengo 15 años, respondeme por favor, si conoces alguno o si lo eres preguntalo por ahi, es lo que mas deseo a parte de tener un perro.Muchas gracias y siento mucho este gran comentario.

    Responder
  4. miguel
    miguel Dice:

    me encanto la historia! me siento muy identificado ya que yo también pienso adoptar un animal nada mas marche a vivir solo, eso si, yo no soy tan amable como tu, ya que me gustaria que el perro que adoptase fuese lo mas joven posible para a si disfrutarlo mas, no es solo egoismo, el motivo es que cuando pequeño me regalaron una perrita que a estado a mi lado 18 años y cuando se marcha…creeme… se marcha una parte de ti, y esa sensacion prefiero posponerla lo maximo posible porque pasaron unas semanas en las que yo no era persona.
    en fin… me encanta esta protectora y espero algún dia ser de ayuda para ellos! SALUDOS!

    Responder
    • María Jesús
      María Jesús Dice:

      Muchas gracias Miguel y perdona la tardanza. Hay animales que ya son considerados viejecillos por no ser cachorros, aunque le queden 15 años aún de vida. Seguro que cuando te toque haces una genial elección y tus animales estáran locos contigo.L@s peluad@s nos esperan =) Un saludo y gracias!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *