Las perras del Majuelo. El trabajo empieza ahora.

Queremos contar la historia de Valkiria y Freya. Valkiria estaba abandonada en El Majuelo un parque cerca de La Rinconada, por mucho tiempo. Freya es hija suya, nació ya en el parque. No sabemos que destino sufrieron sus hermanos ni hermanas. Lo cierto es que por muchos meses, incluso años, estas dos perras sobrevivían en este parque, medio asalvajadas, con un miedo atroz al ser humano. Cualquier intento de cogerlas y rescatarlas era en vano. Allí habían parido muchas veces.
ARCA Sevilla desde que supo de su existencia les retiró dos camadas. Unos cachorros magníficos, sanos y enormes que están ya todos felizmente adoptados. La plataforma NALA también le retiró una camada. La historia se repetía cada pocos meses, las perras cada vez más desmejoradas, cada vez más esquivas e huidizas ¿que le habrá hecho el ser humano, que maltrato habrán sufrido para tener ese miedo atroz e infinito? Su destino se presentaba muy oscuro. Pasando hambre y frio en invierno, hambre y calor en verano, mojándose en la lluvia, sedientas cuando hay calor. Nos temíamos que en cualquier momento se encontraran envenedas, tiroteadas quizá por algún furtivo, temiendo que enfermaran sin poder ayudarlas. Pariendo sin parar. Se contrató un rescatador que varias veces volvió con las manos vacias. No era tarea fácil. Por fin un día, el rescatador tras estar más de 16 horas en el parque pudo cogerlas. Primero a la madre Valkiria, horas después a la hija Freya. Y en medio y de camino un podequito también abandonado en el parque que entró en una de las jaulas trampas. Invitado inesperado, al que llamamos Maju.  Ese día ARCA Sevilla contó con tres nuevos miembros que entraron en la residencia.
Freya y Valky
Normalmente hasta aquí llega la historia. Final feliz, ya están a salvo. Rescatadas. Felicidades y bien hecho. Pensemos en el siguiente caso de las redes sociales.

Pero rescatadores y protectoras, sabemos que esto es solo el principio. Que el verdadero trabajo empieza aquí.
Valkiria y Freya necesitan terapia. Trabajar mucho con ellas. No queremos rescatarlas para condenarlas a una vida de miseria y miedo en una jaula. Tienen que recuperar la confianza en el ser humano, saber que otra vida es posible.

La cuarentena se la pasaron hechas unas rosquitas en la jaula, juntitas y sin atreverse a levantar la cabeza. Daban una pena infinita.
La cuarentena ha acabado. Ya están vacunadas y analizadas. Ahora llega el trabajo duro. Los voluntarios entramos un rato en la jaula con ellas. Al principio solo a estar allí. Después a tocarlas, a intentar que coman cositas ricas de la mano. Y ahí seguimos…con mucha paciencia. Sacar tiempo para esto cuando tienes a otros 70 perros para atender es muy dificil. Pero ellas nos necesitan. Todavía se niegan a andar, probablemente nunca han paseado con correa, se bloquean, se paralizan. Parece que la mamá Valkiria mejora lentamente, acepta alguna salchicha de la mano, pero queda mucho camino, su hija Freya ni siquiera eso…El trabajo continúa….

 

FreyaResi ValkiriaResi Valkiria1 Valkiria2
MajuRescate
Freya2

Nuevas fotos de Valkiria que está mucho mejor, y de Freya que evoluciona más lentamente.

 

CIMG4392 CIMG4359 CIMG4391 CIMG4378 CIMG4390 CIMG4354 CIMG4382

5 comentarios
  1. Lidia Muñoz
    Lidia Muñoz Dice:

    Una historia preciosa. Gracias por lo que habéis hecho por ellas. Estoy segura de que pronto encontrarán una buena familia. Ojalá pudieran estar juntas para siempre.

    Responder
  2. Lourdes
    Lourdes Dice:

    esas perritas las vi yo una vez que fui intente cogerlas pero no pude, me alegro de que ahora esten alli y tambien espero que pronto encuentren una familia y esten siempre juntas

    Responder
  3. Carolina
    Carolina Dice:

    No hay una historia que me de más lastimita que esta, pero por otro lado tengo la tranquilidad de que sois unos ángeles para ellas.

    Este caso me toca hondo porque yo tengo adoptado a Goku (antes Noty), hijo de Valkiria y hermano de Freya.

    Todo comenzó con una acogida que a los dos días se convirtió en adopción.

    No hay nada que me alegre más en mi vida que la decisión de adoptarlo, y a esto acompaño el conocer y enamorarnos de Andromeda que tras unos periodos de acogida entró en casa por la puerta grande.

    La noticia que espero con más ansia es poder leer que salen adoptadas, la vida ya les ha dado la oportunidad de conocer a unos ángeles. Ya solo queda que se produzca el milagro.

    Responder
    • ARCA Sevilla
      ARCA Sevilla Dice:

      Gracias Carolina. Noty y Andrómeda no han podido tener más suerte. Y Andrómeda es una perra que tenía pocas oportunidades por su aspecto y su tamaño, así que estamos doblemente contentos y doblemente agradecidos. Un saludo.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *