Recibimos un aviso de una gata tirada que no podía caminar. Con miedo por estar en plena cuarentena y miedo a la policía que nos parase, nos decidimos a ayudarla. Al recogerla nos encontramos una gatita preciosa, adulta pero muy pequeñita, con la pata claramente rota y a pesar de todo sociable y agradecida. Por suerte, gracias a vuestra ayuda Angelina se operó y todo salió genial! Sin embargo, en el veterinario descubrimos que tiene plomillos por el cuerpo y que le falta una “mano” lo cual no dificulta su vida en absoluto.

Le hemos puesto Angelina, porque es un ángel y, a pesar de todo el dolor, se deshace en mimos. Angelina es una gata pegatina, le gustan los adultos los niños y otros gatos!

Es negativa a enfermedades

Información básica
  • Sexo: hembra
  • Edad: mayo 2018