A Bristol apareció en una zona de parcelas, ningún vecino lo conocía ni nadie fue a buscarle, todo indica a un abandono de verano. Uno de los vecinos le daba de comer y agua y allí en su puerta se quedó, sin que pudiera meterlo dentro porque su perro, macho dominante, podría hacerle daño. Así que ahora está con nosotros en el refugio. Es un perro activo, muy alegre, un deportista nato. Muy cariñoso con las personas y se muestra amigable con otros perros.

Información básica
  • Sexo: macho
  • Edad: julio 2020
  • Tamaño: mediano