Caramelo apareció en el portal de bloque de pisos de un pueblo de Sevilla. Cada día iba a buscar refugio y un lugar seguro allí, día a día una de las vecinas del bloque lo veía y cada día le costaba más ignorar su “llamada de auxilio”, porque Caramelo haciendo honor a su nombre era un gato dulce y mimoso, nada de ser un gato salvaje callejero.

Llegó el día que la chica ya no pudo dejarlo y lo recogió, empezando a buscar soluciones para él ya que no podía hacerse cargo de él  y así llegó a nuestra familia arcana.

Caramelo es realmente un gato adorable, que le chiflan los cariños y mimos, tranquilo y sociable con otros gatos.

Quieres derretirte? conoce a Caramelo!

Información básica
  • Sexo: macho
  • Edad: mayo 2016