Emily fue recogida de la calle porque tenía un bocado de perro en la pata trasera. Se ha curado estando en acogida y después de pasar la cuarentena ha entrado en gatera.
Aún es un poco desconfiada, pero es muy juguetona y también le gustan las caricias cuando ella quiere.
Información básica
  • Sexo: hembra
  • Edad: agosto 2018