Fito llegó a Arca a modo de “polizón”, ya que se cruzó en el camino de una persona que acababa de rescatar a otra perra y venía de camino al refugio. Donde cabe uno caben dos, pensó, y no dudó en llevárselo también. Y menos mal que lo hizo, no sólo porque era un cachorro aterrado y débil y daba mucha pena, sino que a los pocos días de estar en el refugio, dio positivo al parvovirus y tuvo que ser ingresado. En la calle habría muerto seguro. Pero Fito tuvo suerte, pudo recibir tratamiento, y ya está totalmente recuperado y se ha mudado a una casa de acogida temporal, donde deleita a toda la familia con su personalidad divertida, su rápida capacidad de aprendizaje, y su carácter cariñoso. También es sociable con otros perros. Ya sólo le falta una familia definitiva.

Información básica
  • Sexo: macho
  • Edad: diciembre 2020
  • Tamaño: mediano