Este pequeñajo fue encontrado junto a sus hermanitos y su mami Tharsis en la calle, donde a pesar de ser alimentados por algunos vecinos de la zona y estar “controlados”, sus vidas corrían grave riesgo, ya que empezaron las amenazas de llamar a la perrera por parte de otras personas, los pequeños ya andaban y correteaba, etc…
Ahora ya están todos a salvo, en casas de acogidas, donde han comenzado a saber lo que significa el calor, dormir en una camita blandita, los cariños y los juegos sin peligros a su alrededor.

Información básica
  • Sexo: macho
  • Edad: abril 2015
  • Raza: común europeo