Malaya se llevó mucho tiempo abandonada entre parcelas, alimentada de lo que los vecinos le daban. No todos la querían allí y su situación empezó a ser muy complicada, iba a acabar en la perrera.

Ya con nosotros en el refugio se muestra como una perra agradecida, muy cariñosa y simpática. Con otros perros se muestra sociable. Cada vez que un voluntario se para a su lado le da la patita, sabe cómo ganarse los corazones. Busca una familia a quien mimar cada día.

Información básica
  • Sexo: Hembra
  • Edad: aprox. junio 2014
  • Tamaño: grande