En una urbanización de parcelas la familia se mudó y dejó a Nahuel en la puerta junto con otra perra. Los vecinos los alimentaban, la compañera fue recogida por un vecino y al pobre Nahuel lo metieron en una parcela donde recibió una paliza de otros perros. Así herido llegó a nosotros.

Positivo a Lehismania, toma su medicación y sus órganos se encuentran bien,

Es tranquilo, equilibrado, sociable y muy cariñoso.

Información básica
  • Sexo: macho
  • Edad: enero 2014
  • Tamaño: labrador