Nefer, el perro “momia”, esa fue nuestra primera impresión cuando lo vimos, nos llegó con medio cuerpo calvo, el pelo lo tenia blanquecino, sin fuerza, apagado y lleno de costras por su piel…el pobre era “cromo”. En ese estado había estado días y días vagando por los aparcamientos de un supermercado de un pueblo de Sevilla. Hasta que pudimos darle la oportunidad y venir con nosotros.

Nefer ahora no es aquel que llegó, ahora tiene su pelito, recuperando su pelo sano, y esta lleno de vitalidad. Es un perro muy cariñoso, llora por nuestra caricias, alegre, sociable con otros perros, juguetón y activo.

¿Cómo acabo en esos aparcamientos? no lo sabemos. Lo que si sabemos es a donde quiere ir… y es a tu hogar!

Información básica
  • Sexo: macho
  • Edad: 2014
  • Tamaño: mediano