Teo vivía feliz con su familia, pero sus dueños, dos viejitos de 80 años, ya no podían hacerse cargo de él, y así fue como llegó a Arca.

Después de pasarlo mal en gatera durante una semana, ya se va adaptando y empieza a salir y a interactuar con sus compañeros. Después de toda su vida en una familia, lo ideal sería que encontrara otra lo antes posible.

Información básica
  • Sexo: macho
  • Edad: febrero 2018