A Tizón junto a su hermanita Plata los dejaron abandonados entre unos bloques de pisos. Es seguro que nacieron en una casa porque son totalmente sociables y cariñosos. Allí estaban dos gatitos caseros que solo buscaban el contacto humano y se iban detrás de todos los vecinos que pasaban intentando entrar en los pisos. Han sido recogidos y salvados de un futuro muy incierto, ahora en su casa de acogida esperan encontrar familias estupendas. Tizón es más dependiente que su hermana, busca siempre la protección y el contacto de las personas. Es un precioso machito  sociable y muy cariñoso.
Información básica
  • Sexo: macho
  • Edad: aprox. Abril/Mayo 2019