Tokio vivia amarrado con un metro de cuerda y apenas le daban de comer, llegó a pesar casi la mitad de lo que le correspondía por su tamaño…Ahora ya ese tiempo quedó atrás, y se recupera en el refugio. Tokio es un grandullón muy cariñoso, le encanta estar con la gente, y que le den mimos. Ni siquiera se atreve a soñar con una familia, una de verdad no lo que tenía antes, que aun teniendo dueño estaba mucho más abandonado que los perros de la calle…buscamos una familia y hacer realidad este sueño para él.

Información básica
  • Sexo: macho
  • Edad: joven
  • Tamaño: grande