Ella nació de una camada de gatos callejeros que encontraron mucho cariño entre los trabajadores de una empresa. Al nacer era algo esquiva, pero con el tiempo fue cogiéndoles cariño y en nada demostró ser la más cercana de su familia, junto con su hermanito rubio.

Bengala es súper dulce y cariñosa, no sabe lo que es bufar. Aunque al principio le cueste coger confianza, con una latita por delante nunca dice que no. Ha crecido entre mucho material de fábrica por lo que es muy curiosa y juguetona tanto que ya empezaban a arañar cosas de mucho valor.

Negativa a enfermedades

Información básica
  • Sexo: hembra
  • Edad: julio 2020